¿Qué es la Terapia Johrei No Waza de Okada?


Shiki Joka Ryoho - Energía para la Salud

¿Qué es la terapia de sanación espiritual de Okada? 

 

Es un método de sanación bioenergética basado en la visión única de Mokichi Okada (1882-1955) que aplica un sistema de valoración de los bloqueos de energía y equilibrio de la persona en los niveles físico, mental y espiritual, desarrollado a lo largo de 30 años de estudio y experiencia clínica en Japón.

 

Ve cualquier enfermedad y sufrimiento como una forma del proceso de purificación.  La terapia irradia energía, a través de los dedos y la palma de las manos, a áreas de nuestro cuerpo donde los bloqueos espirituales se han manifestado como toxinas en el cuerpo físico y mental.

 

Debido al aumento de las enfermedades relacionadas con el estilo de vida y los tóxicos medioambientales que van en aumento, lenta pero constantemente, las personas buscan cada vez más formas saludables de vivir tanto para la mente como para el cuerpo. Como resultado, las terapias complementaria y alternativa como la homeopatía, la acupuntura, la moxibustión, el masaje, la medicina herbaria, la meditación, la musicoterapia, la aromaterapia, el Qi Gong, el Reiki, etc., se están volviendo cada vez más demandadas. La terapia purificadora de Okada es una de estas tendencias.

 

Mokichi Okada considera la terapia purificadora como una parte importante del programa de salud y bienestar, incluyendo el disfrute del arte, hábitos alimenticios saludables y ejercicio.

 

Millones de personas practican la terapia de sanación de Okada hoy en día. Y existen clínicas medicas que aplican esta terapia en todo el mundo. La terapia en japonés se llama Johrei No Waza. Ha sido conocida por muchos nombres desde la época de Okada hasta hoy en día, como Shinrei Shiatsu Ryoho (tratamiento espiritual de la presión con los dedos), Jinzo Ijutsu (arte terapéutico de los riñones), Jôhrei (purificación espiritual), Nihon Ijutsu (arte terapéutico japonés) y Okada Shiki Joka Ryoho (Terapia purificadora de Okada).

 

Desde 1920 hasta su fallecimiento en 1955, se dice que Okada inicio en este método a más de 20.000 personas. Con muy buenos resultados obtenidos en todos aquellos que experimentaron la terapia. Okada se hizo conocido abriendo su primera clínica de esta terapia en Tokyo y finalmente estableció la Asociación de Salud Okada en 1936 para avanzar en su movimiento de salud y bienestar, la práctica curativa de Okada atrajo gran atención por su simplicidad y eficacia.

 

Okada, que asumió un gigantesco objetivo de crear un mundo pacífico y feliz, pensó que el requisito previo era llenar el mundo de personas con salud en espíritu, mente y cuerpo. Para lograr su objetivo, se centró en la eliminación de enfermedades del mundo mediante la educación y la oferta de programas relacionados con el estilo de vida saludable a las personas. También desarrollo artes de la cultura japonesa tradicional, como el arreglo floral (Ikebana), creación de jardines, la ceremonia del té, la caligrafía (shodo), agricultura y alimentación natural, ejercicios para el mantenimiento de la salud, etc.

 

La terapia de Okada utiliza las fuerzas de la Naturaleza sintetizadas en el concepto energético

del elemento fuego, el elemento agua y el elemento tierra.

 

Okada también describió la existencia del cuerpo espiritual además del cuerpo físico visible de los seres humanos como origen de los desequilibrios físicos y mentales. Determino que las “maculas” o tóxicos espirituales se acumula en el alma, lo cual es la causa de las enfermedades y todo tipo de sufrimiento que las personas experimentamos. Después de años de práctica y estudio, determinó que la eliminación de las nubes espirituales (maculas) es la forma de eliminar la enfermedad y lograr la verdadera felicidad. La nubosidad del espíritu se elimina irradiando la terapia purificadora desde la palma de la mano del terapeuta hacia el cuerpo físico del receptor, potenciando y amplificando su efecto con el símbolo “Hikari” o rayo luminoso.

 

La curación natural, que es inherente a los seres humanos, se potencia. Se facilita el proceso de purificación. La terapia purificadora es una forma de promover y mantener la salud psicológica y física y el desarrollo espiritual mediante la erradicación de todo tipo de sufrimiento.

 

Cualquiera puede experimentar esta terapia purificadora de terapeutas certificados. Además, cualquier persona puede convertirse en un terapeuta certificado y comenzar a practicar la terapia purificadora a través de un corto período de entrenamiento y estudio.